El gen que protege a las latinas descendientes de indígenas contra el cáncer de mama

Desde hace años los científicos en Estados Unidos saben que las mujeres de origen latinoamericano de ascendencia indígena tienen un menor riesgo de padecer cáncer de mama que las mujeres de origen europeo. Ahora, investigadores de la Universidad de California en San Francisco (UCSF, por sus siglas en inglés), junto con expertos de México y Colombia, han descubierto que esa "protección" la proporciona una variante genética que acaba de ser localizada. Según los científicos, esa variante fue detectada en alrededor del 20% de las mujeres de origen hispano analizadas en California para el estudio y redujo su riesgo de sufrir un tumor de mama en un 40%. Entre esas mujeres, en las que contaban con dos copias de la variante -que representaron el 1% del total - el riesgo se redujo en un 80%. Los investigadores hacen hincapié en que la probabilidad de presentar esa variante aumenta en aquellas mujeres que tienen una mayor herencia genética indígena. Así, las mujeres latinoamericanas de origen predominantemente europeo, es menos probable que la tengan y por tanto presentan un mayor riesgo de padecer cáncer de mama. La variante ahora descubierta, que es de un tipo conocido como polimorfismo de un solo nucleótido (SNP, por sus siglas en inglés), fue hallada en alrededor del 25% de la mujeres mexicanas analizadas para el estudio, en el 20% de las colombianas y en el 9% de las puertorriqueñas. Los investigadores todavía no saben cómo la variante realiza su función protectora, aunque sí constataron que aquellas mujeres que la tienen, presentan una menor densidad del tejido mamario, un factor que se sabe disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama. Componenete genético Mamografía Las mujeres que cuentan con la variante presentan una menor densidad del tejido mamario. "Cuando empezamos este estudio sabíamos que en EE.UU. las mujeres de origen hispano tienen una menor incidencia del cáncer de mama, igual que sucede con las nativas norteamericanas", explica en conversación con BBC Mundo Elad Ziv, profesor de medicina de la UCSF y uno de los autores del estudio. "Luego nos fijamos en la situación que se da en países como México y Colombia y vimos que en aquellos lugares en los que hay más mujeres de origen indígena, las tasas de cáncer de mama también son más bajas". "Eso nos hizo pensar que debía haber un componente genético en este fenómeno", apunta el investigador, quien señala que para el estudio se analizó en ADN de unas 3.000 mujeres que habían padecido cáncer de mama y de unas 8.200 que nunca tuvieron esa enfermedad. Según Ziv, "lo interesante de esta variante genética, que se encuentra en el cromosoma 6, es que parece proporcionar una mayor protección contra el cáncer de mama de receptores de estrógeno negativos, que es el tipo de tumor más agresivo y contra el cual, en la actualidad, no hay forma de protegerse"


Homenaje al Comandante Chávez


Gobierno Bolivariano entrega Orden Honoris Causa a Saúl Flores por aportes a la Ecología